25/2/14

El engaño como forma de vida

Qué triste es que el público crea que todo aquel que salga por la televisión es periodista; es muy triste.
Que un licenciado en comunicación audiovisual como Jordi Evole deje que el público crea que es periodista es triste para el Periodismo.
Que, aprovechando que la gente cree que todo lo que se pone en televisión es cierto, se haga un falso documental conducido por un falso periodista haciendo falsas preguntas para manipular a la audiencia y aumentarla es muy triste.
Que a ello se presten periodistas como Luis María Ansón, Fernando Ónega o Iñaqui Gabilondo es lo más triste que ha ocurrido al Periodismo desde la aparición del oficio.
Que la falta de enseñanza de la Historia de España en los colegios haya dejado el patio como un erial hasta el punto de que más de uno (y una) se haya creído éste programa es lo más triste de todo

Por cierto, uno de los objetivos del grado en Comunicación audiovisual es "Inculcar a los estudiantes los valores de ética y responsabilidad social". ¡Qué irónico!

9 tuvieron a bien dar su opinión:

MAMUMA dijo...

Un circo.

mariajesusparadela dijo...

Y, sin embargo, te quiero.

Hay tan diferentes formas de ver que he oído todo tipo de opiniones, pero me ha encantado la de Lowon.
Te mando el enlace.

josanpero dijo...

En realidad el único que queda en evidencia es él. Así hace dudar de la fiabilidad de todo lo que lleva hecho hasta ahora y en el futuro es probable que nadie le crea cuando comunique algo que es cierto. Lo que tú dices: Es comunicador, no periodista. Son cosas diferentes.
Saludos.

Moni Revuelta dijo...

Hola Juan Carlos!

Pues no sé decirte porque yo el domingo no lo vi, en otras ocasiones sí me ha gustado; pero ahora veo a Risto y Cuarto Milenio (dónde hablaron de la conspiración de los reptilianos!.. ja ja..me encantan los programas de humor :)

En fin, parece que Évole no te gusta mucho...


Un saludo :)

Adra Sólo dijo...

Mmmm.... No he visto lo del maestro Lowon y tampoco vi el programa de Évole. Me gusta mucho Évole, pero lo veo los lunes en internet porque en mi casa la tele está secuestrada por Bob Esponja, que miran los gremlins y los terribles docuementales de "Así se hacen las cisternas de los wc s" que le gustan a mi santo... Pero cuando iba a verlo estaba ya tan saturada de opinión que al final ni me apetece, hasta mi madre me llamó, indignada a más no poder, porque ese de las gafinas, que es un fulero y un sinverguenza... Supongo que el análisis de mi madre coincide con el tuyo. Igual si lo hubiera visto sin saber de antemano que era ficción y me lo hubiera creído todo, porque yo a Évole me lo creo y me da igual que sea periodista o que no lo sea, me habría quedado esa cara de inocente-inocente.... pero, mira, nos mienten a diario, nos mienten impune y descaradamente en el parlamento y en el telediario, en la prensa y hasta en el médico, cuando nos dicen, no tiene usted que preocuparse pero...


Lo que pasa es que no nos avisan después, no nos dicen era broma, todo avanza hacia una nebulosa en la que distinguir lo verdadero de lo falso es misión imposible, parece y supongo que Évole, que seguirá echando de menos al follonero que lleva dentro, yo también, lo que quiso fue demostrarnos precisamente eso. Quizá no fue muy original, porque ya se ha hecho antes pero a mi me parece valiente.

Un abrazo

Kassiopea. dijo...

No lo vi pero por lo que me han dicho fue muy bueno. Y yo hace tiempo que vengo diciendo que los periodistas manipulan y mienten, pocos habrá que se salven. Evole por lo visto lo que ha hecho es demostrarlo con este experimento. Y la mayoría de los borregos televidentes seguro que se tragaron la trola.

Juan Carlos dijo...

Antes de nada decir que Jordi Évole me gusta y en Salvados tiene entrevistas espléndidas; lo que no me gusta son estos intentos de timos mediáticos apoyados encima por profesionales del gremio porque suponen una manipulación en toda regla. Vamos, que no es lo mismo retransmitir por radio desde un teatro que los marcianos aterrizan en la tierra, que desde el principio se sabe que es ficción, que hacer una ficción y venderla como un documental serio

dessjuest dijo...

A mi me gustó, no es algo muy original cierto, pero vaya, que como ejercicio de ficción está bien, el problema es si te crees que lo que cuentan es verdad, pero digo yo que cualquier persona con un mínimo de sentido común se daría cuenta de la dificultad de poner de acuerdo a tanta gente para qe después de tantos y tantos años se pongan todos de acuerdo en "cantar".

Como falso documental cojea en ocasiones, lo de los guardias civiles que acompañaban a Tejero contratados por la organización del falso golpe por ejemplo, hombre no sé, pero supongo que Tejero iría con hombres de su máxima confianza.

¿Que no avisaron?, me alegro, asi muchas como la Talegón se pusieron en evidencia, los listos es lo que me toca las narices, los de "esto ya lo sabía yo".

Campurriana Campu dijo...

No veo el programa de Évole. Tampoco vi éste. Lo único que se me ocurre decir es que se apliquen el cuento.